CAMARAS

La tecnología nos ayuda a que muchas tareas cotidianas sean mucho más simples y eficientes. ¿Y por qué no aplicarla a la conducción? Instalando cámaras de visión trasera se puede tener una conducción más segura y eficiente.

Se diseñan y fabrican para responder a las condiciones de uso más difíciles. Equipan mucho por ejemplo las máquinas de obras públicas o similares: camiones, barredoras, máquinas, etc.

Estos productos están particularmente bien adaptados al medio agrícola y a la utilización en las máquinas correspondientes.


Uso de cámaras en los vehículos

Cada vez son más los conductores que deciden instalar cámaras en sus vehículos. La mayoría son conductores profesionales, que pasan largas jornadas al volante y requieren máxima seguridad. Las más instaladas son las cámaras de retroceso.

Los sistemas de cámaras de visión trasera son generalmente montados en las zonas más bajas del exterior del vehículo o en la defensa del mismo. Con la cámara montada en estos sitios, se obtiene mayor visibilidad. La pantalla de la cámara de visión trasera se monta a menudo en el interior del vehículo ya sea en el parasol o dentro de la zona del tablero de instrumentos.

Actualmente existen cámaras y monitores adaptados a todos los vehículos, y cuentan con la tecnología más avanzada. La compra de una cámara no es un gasto, sino una inversión que le facilitará el trabajo. Podrá obtener un vídeo de alta calidad sin moverse de su cabina. Muchos de los sistemas permiten hasta la conexión de 4 cámaras gracias a la utilización de un conmutador.


¿Por qué debo utilizar una cámara de retroceso?

Con una cámara de retroceso se elimina el "punto ciego” que ocasiona muchos problemas para los profesionales del volante. Y también evita riesgos en caso de maniobras marcha atrás.

Ventajas de uso de una cámara de retroceso

La utilización de una Cámara de Retroceso en su vehículo le entrega los siguientes beneficios:

- ​Visibilidad en la parte posterior del automóvil, logrando capturar imágenes en el sector comúnmente llamando punto ciego.

- Seguridad al momento de estacionar protegiendo su vehículo y evitando riesgos como atropellos, desperfectos en el vehículo, etc.

- Evitar accidentes por falta de visibilidad contra personas y mobiliario.

- Mayor maniobrabilidad al momento de estacionarse en la calle o espacios reducidos.